Cómo ahorrar en la factura de la luz con renovables - Uninergia
loader

Las energías renovables suponen un claro ahorro en la factura de la luz, especialmente desde la entrada en vigor de la nueva tarifa horaria, pero, ¿sabes exactamente en qué partes de la factura de la luz se ahorra con las renovables? Desde Uninergia hemos desglosado la factura de la luz y te contamos en qué puntos y cómo puedes ahorrar con la energía renovable.

¿Cuáles son las partes de la factura de la luz?

Dependiendo de si estás en mercado libre o regulado, la factura puede variar, pero por lo general, los conceptos por los que se paga son los mismos. Estas son las partes de la factura de la luz y una breve descripción de cada una.

  • Impuesto sobre la electricidad: Este es un concepto que abonan todos los consumidores, independientemente de que consuman o no electricidad. Supone un 5,113% sobre la suma del término de potencia y consumo.
  • Alquiler del contador de luz: Al igual que el anterior, este es un importe que debe abonar cualquier persona que tenga contratado un suministro eléctrico. Este es un coste que no suele sobrepasar los 3€ mensuales.
  • IVA sobre la factura: El IVA sobre la electricidad es del 21%, aunque los consumidores con una potencia inferior a 10 kW pagarán hasta final de año un IVA reducido del 10% en su factura.
  • Potencia contratada: Es el precio que se paga por la potencia contratada. Es un gasto fijo que pagas en la factura eléctrica independientemente de si has consumido luz o no.
  • Energía consumida: Es la cantidad pagada por el kilovatio hora (kWh) consumido. Se calcula multiplicando el precio de la energía por el consumo realizado. Este concepto es variable y depende de la energía consumida en el mes y del momento del día (tramo valle, llano o punta). 
Ejemplo de desglose de una factura de la luz

¿En qué partes de la factura de la luz se ahorra con la energía renovable?

De manera directa, hay dos conceptos en los que se ahorra cuando se utiliza energía eléctrica proveniente del sol:

Potencia contratada

Como ya comentábamos en el artículo anterior, sobre cómo influyen las renovables en la nueva factura de la luz, ahora existe la posibilidad de contratar dos potencias distintas para dos tramos horarios durante el día.

Los paneles fotovoltaicos producen más energía durante las horas de mayor luz, por lo que para esas horas no es necesario tener contratada una potencia alta, ya que no vas a utilizarla. Además, la potencia también es más cara en las horas centrales del día.

Por lo tanto, contratar una potencia menor durante las horas con más luz del día, supone un ahorro en la parte fija de la factura de la luz.

Energía consumida

Como hemos visto más arriba, este es un concepto variable que se calcula en función de la energía consumida. En este apartado de la factura se ahorra en dos sentidos. El primero es el más evidente, si una parte de tu energía la produces con placas solares, no vas a tener que pagar por esa parte de la energía en la factura de la luz.

En segundo lugar, como el tramo punta de la tarifa de la luz coincide con las horas de mayor producción fotovoltaica, las franja en la que más energía de la red eléctrica consumes suele coincidir con el tramo valle. 

En conclusión, consumes menos energía de la red eléctrica y además lo haces en el horario más barato, por lo que este concepto baja desde el momento en el que empiezas a utilizar energía renovable.

De forma indirecta, cuando ahorras en estos dos conceptos también acabas ahorrando en otras partes de la factura: El IVA y el impuesto sobre la electricidad. El IVA se aplica sobre el importe final de la factura, por lo que si la factura es más baja, la parte proporcional de IVA también lo será.

En cuanto al impuesto sobre la electricidad (IEE), este se aplica sobre la suma de la potencia contratada y la energía consumida. Como hemos visto, estos dos gastos se ven reducidos con la utilización de energías renovables, lo que reduce también el impuesto que hay que pagar sobre estos conceptos. 

Compensación por excedentes

Cuando cuentas con una instalación fotovoltaica, no puedes “apagarla” cuando no la estés utilizando, mientras las placas solares reciban luz se sigue produciendo energía. Lo que sí puedes hacer es aprovechar esa energía para conseguir ahorrar en tu factura. 

Si produces más electricidad de la que consumes o en tu empresa hay momentos en el que no utilizas esa energía (por ejemplo durante la hora de comer), puedes vertir esa energía a la red eléctrica. La comercializadora establece un precio para esta energía y te compensa por ella en forma de descuento en la factura.

¿Puedo llegar a cobrar por la energía que produzco con la compensación por excedentes?

No, por el momento la compensación por excedentes sólo puede aplicarse como un descuento en la factura de la luz y no como una compensación económica directa al productor. 

El descuento se realiza sobre el concepto de energía consumida y el límite está en pagar 0€ en esta parte de la factura. Por ejemplo, si la energía consumida tiene un coste de 45€ y la compensación por excedentes es de 65€, pagarás 0€ por la energía consumida, pero no recibirás el resto del importe en ninguna forma.

Además de la energía consumida, hay otros conceptos dentro de la factura, por lo que esta nunca puede llegar a un coste cero, ya que se siguen pagando los gastos fijos. De igual manera, esto supone un gran ahorro en la factura, especialmente para empresas que consumen mucha energía.

Esperamos que esta información te haya servido para comprender mejor cómo funciona la tarifa de la luz y cuáles son las posibilidades reales de ahorro gracias a la energía solar

Si necesitas información más concreta sobre cuál sería el ahorro en la factura de la luz de tu empresa, ponte en contacto con nosotros para que podamos estudiar tus necesidades y hacer un cálculo del ahorro estimado y recomendarte la instalación que más se adapte a tu situación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *